¿Qué pasa cuando un miércoles a mediodía te llaman para invitar a tu hija a un cumpleaños de princesas ese mismo viernes y no tiene qué ponerse porque el disfraz que tenía, de hace ya dos años, no le entra?

¿Qué pasa si además acabas de estar despotricando de los disfraces comprados?

Pues que te toca liarte la manta a la cabeza y ponerte a coser como una loca…

En muy poco tiempo y encima sin tener a la modelo a mano (porque yo coser coso, pero todo lo he ido aprendiendo por mi cuenta y todavía necesito seguir el método de ir probando la ropa cada dos por tres y corrigiendo…)

 

Lo primero que hice fue buscar las telas que tenía por casa. Por gastarlas y porque si tenía que salir a comprar algo iba a perder más tiempo todavía.

Y luego, buscar inspiración, partiendo del material que tenía.

 

Descarté hacer un traje de princesa Disney (a pesar de que Laura casi me convence, al ver el retal de tela verde, de que le cosiera el traje de coronación de Anna, de la película Frozen. Una locura cuando me puse a buscar tutoriales de cómo hacer la falda…)

Así que le dije que le iba a hacer un traje de princesa de cuento.

 

Por cierto, que buscando inspiración he encontrado un libro de disfraces que me tiene enamorada. Se llama Contes de fées intemporels, de Astrid le Provost. Y trae modelos tan increíbles como estos:

Imagen tomada de http://www.sooky.be/archive/2010/10/15/photos-de-contes-de-fees.html

Creo que me lo voy a pedir por mi cumpleaños. Qué pena haber nacido en enero…

 

Como el jueves todavía seguía sin tener claro qué coser, decidí hacer unas enaguas básicas sobre las que luego montar el vestido. Y creo que fue un acierto porque esta base (que además he hecho crecedera) permite crear con poca tela o accesorios modelos muy variados.

 

Hacerlas es muy sencillo:

  1. Coge una camiseta de tirantes (mejor si son anchos para que soporten bien el peso de la falda) y córtala por debajo de la altura del pecho
  2. Corta un rectángulo de tela (yo usé un retal de tela de sábana de 210 x 120). La altura nos determinará el largo del vestido (yo quería que llegase al suelo y poder dejar un buen dobladillo) y dependiendo de la anchura tendrá más o menos vuelo.
  3. Frunce la tela al tamaño del bajo de la camiseta. Reparte bien los pliegues.
  4. Da la vuelta a la falda, introduce la camiseta por dentro, con los tirantes hacia el bajo de la falda y derecho de la camiseta contra derecho de la falda. Sujeta con alfileres y cose teniendo cuidado de no dar de sí la camiseta. Yo lo hice con la remalladora, y así me quedó rematada la costura.

 

Y aquí tenemos la base sobre la que construir nuestro vestido esperando a que la princesa llegara a casa para que se lo probara y poder meter el bajo a la altura adecuada.

 

 

El próximo día os enseño como quedó el traje completo, que por los problemas de no poder probárselo por estar el cole, al final se tuvo que ir al cumple con algún imperdible porque no me dio tiempo a coserlo todo.

Pero bien contenta que se fue con su traje a pesar de todo 🙂

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Princesa de cuento (I)
¿Te ha gustado? Compártelo: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

3 thoughts on “Princesa de cuento (I)

  • 27/07/2017 a las 07:04
    Enlace permanente

    Deixem de brigas, que pensamentos pequeno este de vocês, a união vai tornamo-nos fortes em condições de exigir melhorias para todos. O grande problema do militarismo é que não podemos nos sindicalizar, exigirmos nossos direitos, ficando presos nas mãos dos políticos. Ainda vai agilizar a informação entre o policiamento ostensivo e o investigativo, vamos nos tornar colegas de fato, acabar com esta burrocacia de duas policias, em que uma tem que passar a ocorrência para a outra terminar, papéis e mais papéis para assinar.
    couponstour https://www.pinterest.com/couponstour/

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *